martes, 5 de noviembre de 2013

Is worth it...


Felicidad


¿Para qué seguir esperando la felicidad? 
ella no llega desde fuera. 
La felicidad se logra poniendo lo mejor de ti 
en cada instante de tu vida, en cada actividad, 
en cada encuentro; en cada relación.  
La felicidad es ser tú, pleno, íntegro; vivo; presente.  
Es no buscar nada; sólo estar; verte; aceptarte; amarte.  
Llegar a casa depende de ti. 
De tu propio encuentro; de tu silencio; 
del tiempo que le dediques a estar contigo mismo 
y a limpiar todo lo que entorpezca tu estado de felicidad. 
Sólo es un regreso a casa, 
no hay nada que descubrir, 
sólo recordar.  
Recordar el comienzo, recordar el origen, 
recordar la unión con este maravilloso cosmos.  
Hablar con un pájaro, danzar bajo la lluvia, 
celebrar la vida y disolver, 
limpiar, purificar cada momento, cada instante.  
El agradecimiento purifica, 
limpia, te bendice, te acerca a Dios, 
a tu esencia Divina.  
Este es tu tiempo, tu lugar. Comienza ya.  
No hay más tiempo que perder, 
sólo el que tú decidas perder.  
Verte y aceptarte, despertar, 
sin engaños, sin mentiras. 
Sólo despertar, y entonces 
el amor surgirá naturalmente.  
Sólo aprende a amarte 
y el amor hacia la humanidad saldrá desde ti 
y se irradiará en todas direcciones.  
Te pasaste toda la vida esperando este gran momento 
y el momento llegó. 
En realidad siempre estuvo, 
sólo que no lo veías.  
Ahora sí sabes que puedes ser feliz.  
¡Celébralo! Yo celebro contigo.

martes, 22 de octubre de 2013

Visita a la Fundación Solidaridad

Está compuesto por un centro de rehabilitación, un sector donde se fabrican  prótesis y ortesis, oficinas donde se ayuda a buscar trabajo para las personas que acuden allí y una escuela.
Fue una linda experiencia visitar el lugar y poder aprender más acerca de cómo tratar con las personas con discapacidad y cómo ayudarlos.
Las personas que trabajan ahí realizan un noble trabajo y lo mejor es que lo hacen de corazón. Deberíamos imitar estas acciones y realizar voluntariados.

Pero lo más importante, es que tenemos que aprender a valorar todo y dar gracias por lo que tenemos.